miércoles, 17 de marzo de 2010

Anorexia y Bulimia

ANOREXIA Y BULIMIA

¿Qué es la anorexia?
La anorexia nerviosa se puede considerar como una alteración por defecto, de los hábitos y/o comportamientos involucrados en la alimentación. Las personas que lo padecen dedican la mayor parte de su tiempo a temas alimentarios y todo lo que esté relacionado con ello. La preocupación por la comida y el temor a ganar peso forman lo esencial de este trastorno, junto con la inseguridad personal para enfrentarse a este problema. Niegan la enfermedad y se perciben gordas en alguna parte de su cuerpo a pesar de presentar un aspecto esquelético. Sobreviene la irregularidad menstrual y más tarde la amenorrea (perdida de la menstruación) o la impotencia en varones.

Sintomas de la anorexia
1- Negativa a mantener el peso corporal por encima de un peso normal mínimo parar edad y altura.
2- Intenso temor a aumentar de peso o engordar, aun cuando tenga peso insuficiente.
3- Percepción distorsionada del peso, tamaño o figura de su cuerpo.
4- En las mujeres, la ausencia de por lo menos tres ciclos menstruales consecutivos.

En general, usted puede estar absolutamente seguro de que una persona tiene anorexia si observa:
1- Peso corporal anormalmente bajo.
2- Mantenimiento deliberado de ese peso corporal mediante dieta, ejercicio, abuso de laxantes o diuréticos, o una combinación de los tres.
3- Síntomas de inanición.


¿Qué es la bulimia?
En el origen de esta enfermedad intervienen factores biológicos, psicológicos y sociales que desvirtúan la visión que el enfermo tiene de sí mismo y responden a un gran temor a engordar. El enfermo siempre se ve gordo, aun cuando su peso es normal, pero no puede reprimir sus ansias de comer. Generalmente la bulimia se manifiesta tras haber realizado numerosas dietas dañinas sin control médico. La limitación de los alimentos impuesta por el propio enfermo le lleva a un fuerte estado de ansiedad y a la necesidad patológica de ingerir grandes cantidades de alimentos. Hasta el momento se desconoce la vulnerabilidad biológica implicada en el desarrollo de la enfermedad y son más conocidos algunos factores desencadenantes relacionados con el entorno social, las dietas y el temor a las burlas sobre el físico. Muchos de los factores coinciden con los de la anorexia, como los trastornos afectivos surgidos en el seno familiar, el abuso de drogas, la obesidad, la diabetes mellitus, determinados rasgos de la personalidad y las ideas distorsionadas del propio cuerpo.

Sintomas de la bulimia
1- Episodios recurrentes de atracones de comida.
2- Una sensación de perdida del autodominio durante los atracones de comida.
3- El uso regular de vomito autoinducido, laxantes o diuréticos, dieta estricta o ayuno, o ejercicio muy energético para evitar el aumento de peso.
4- Un mínimo de dos episodios de atracón de comida a la semana durante al menos tres meses.
5- Preocupación exagerada por la figura y el peso corporal. Las bulímicas están continuamente obsesionadas por su aspecto y trabajan duro para ser lo más atractivas posibles.
6- Antecedentes de dietas frecuentes. Muchos estudios han revelado que casi todas las personas que desarrollan bulimia han realizado frecuentes intentos de controlar su peso.
7- Síntomas de depresión. Incluyen pensamientos melancólicos o pesimistas, ideas recurrentes de suicidio, escasa capacidad de concentración o irritabilidad creciente.
8- Excesivo temor a engordar. En un estudio reciente, el 92 por ciento de las pacientes bulímicas encuestadas dijeron que sentían pánico o mucho temor a engordar.
9- Comer en secreto o lo más inadvertidas posible.
10-Mantenimiento de al menos un estándar normal mínimo de peso. A diferencia de las anoréxicas, las bulímicas no tienen una figura demacrada que las traicione. Por supuesto, muchas mujeres con anorexia también desarrollaran bulimia.


Diferencias
Los bulímicos son capaces de ingerir grandes cantidades de comida en poco tiempo y, luego, se generan conductas purgativas como autoprovocarse vómitos o consumir laxantes y diuréticos en forma indiscriminada. La rutina la rematan con desayunos compensatorios que, finalmente, los llevan a repetir el ciclo.

Los anoréxicos a diferencia de los bulímicos tiene una marcada tendencia a la inanición, acompañada por un temor e irracional hacia los alimentos. Se niegan a comer, tienen terror a aumentar de peso, se vuelven incapaces de reconocer los riesgos que eso provoca y oscilan permanentemente entre la hiperactividad y la depresión

La adicción a las drogas es una característica bastante frecuente entre estas pacientes así como su tendencia a la depresión y a la ansiedad. Además, suelen fracasar en sus relaciones sentimentales.

¿Cuales son algunas de las causas?
-La moda.
-Influencia de los medios de comunicación.
-Factores familiares.
-Factores de vulnerabilidad personal.
-Factores temporales.
-Trastornos emocionales.
-Atletismo excesivo.


¿Cuales son las complicaciones graves de la anorexia y la bulimia?
Las complicaciones debidos a los vómitos provocados son las siguientes:

-Engrosamiento glandular (área cuello).
-Caries, erosión de la raíz dental, pérdida de piezas dentales.
-Desgarramiento esofágico.
-Esofagitis crónica.
-Inflamación crónica de la garganta, dificultad para tragar.
-Espasmos estomacales.
-Problemas digestivos.
-Anemia.
-Alteración del balance electrolítico.
-Problemas gastrointestinales e hipopotasemias (concentraciones bajas de potasio en sangre).

Las complicaciones producidas por abuso de diuréticos son:

-Hipokalemia (descenso del nivel de potasio).
-Disminución de los reflejos.
-Arritmia cardiaca.
-Daño hepático.
-Deshidratación.
-Sed.
-Intolerancia a la luz.

Las complicaciones por el abuso de laxantes son:

-Dolores abdominales no específicos (cólicos).
-Intestino perezoso (colon catártico).
-Mala absorción de las grasas, proteínas y calcio.


¿Qué deben hacer los amigos y familiares para ayudarlos?
Lo que deben realizar:

-Ame a su hijo como se ama así mismo. (El amor lo hará sentirse importante).
-Ayude a su hijo a encontrar sus propios valores e ideales. (En la mayoría de los casos, los ideales no se alcanzan tan fácilmente).
-Haga lo necesario para fomentar su iniciativa, independencia y autoestima. (tenga presente que los anoréxicos y los bulímicos son perfeccionistas y nunca están conformes con ellos mismos).
-Tenga cuidado con la duración de la enfermedad de su hijo u amigo. ( Los anoréxicos y bulímicos mejoran. Muy pocos mueren, pero a veces se requieren largos meses y, en ocasiones, años de tratamiento). -Maneje su ansiedad.
-Ayude a su hijo o amigo a que comprenda que para usted su vida es tan importante como la de él.
-Detectar lo antes posible los síntomas de la anorexia y bulimia.
-Si se observan actitudes sospechosas, no encubrirlas sino informar a los padres acerca de las mismas.

Lo que no se debe realizar:

-No le imponga a su hijo o amigo que coma. (no lo observe ni discuta con él acerca de las comidas o de su peso).
-No se sienta culpable. (muchos padres se preguntan: “¿qué hice mal?”. No existen padres perfectos. Usted ha hecho lo mejor que ha podido).
-No deje de lado a su pareja ni a sus otros hijos. Centrar su atención en el hijo enfermo hará que su enfermedad se prolongue y destruirá la familia.
-No tenga miedo de tener a su hijo separado de usted. Si la presencia de su hijo llegara a alterar la estabilidad emocional de la familia o si el facultativo le aconseja separarlo temporariamente, no dude en hacerlo.
-No compare a su hijo o amigo con compañeros o amigos de éxito.


Historia
Ana Carolina Reston, de 21 años, murió a raíz de una infección generalizada provocada por la anorexia. Carolina Reston, cuya historia causó enorme impacto en Brasil, había nacido en el interior de San Pablo. Estaba internada desde el 25 de octubre por causa de una infección urinaria que, por su extrema delgadez, se transformó rápidamente en un cuadro de insuficiencia renal y luego derivó en una infección generalizada. La joven, de 1,74 metro de altura, pesaba apenas 40 kilos. La modelo trabajaba para L'Equipe. Pero sus cabellos castaños, ojos verdes y sus medidas ya le habían conquistado un lugar entre las agencias internacionales como Ford y Elite. En el momento de morir su índice de masa corporal era de 13,21, cuando para la Organización Mundial de la Salud debería variar entre 18,5 y 24,9. Su peso tendría que haber sido de 57 kilos. Una tía, Mirthes Reston, relató: "Las piernas eran del grosor de un brazo de una persona normal". Su prima, Geise Strauss, con quien vivía la joven cuando regresaba a la capital paulista, contó que Ana Carolina apenas se permitía disfrutar de un poco de tomate o alguna manzana. Y después de una refección más completa, solía ir al baño para vomitar lo ingerido.

TRABAJO REALIZADO POR:
Tamara Domínguez González
Pilar Blanco Morón
Ana Belén di Costanzo Aguilera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada